martes, 28 de junio de 2011

Jukat

En esta parashá muere Miriam - “y allí murió Miriam y fue allí sepultada” (Números 20:1). Miriam una profetisa y líder, que a la salida de Egipto conduce a las mujeres cantando y bailando . El midrash afirma que gracias al optimismo y fé de Miriam es que le fue concedida una fuente de agua que acompañó a los israelitas durante su travesía por el desierto. Y cuando Miriam muere “no hubo agua para la congregación” (Números 20: 2).

Por eso elegimos como receta para esta semana algo que lleva mucho agua - un caldo. En este caso un caldo vegetariano, que muchas veces nos viene muy bien cuando precisamos un caldo sin carne (para invitados vegetarianos o en una cena jalavi, o parve).


Caldo vegetariano con kneidalaj
Caldo vegetariano con kneidalaj de oliva

En una olla grande poner:
½ zapallo
4 zanahorias
2 cebollas
1 puerro
2 nabos
1 manojo de perejil
1 cabeza de ajo partida a la mitad
1 cucharada granos pimienta
2 ramas de apio
6 hongos secos
6 tomates secos
Algunas cáscaras de queso parmesano (opcional – no usar si precisamos un caldo parve)

Cubrir con agua (aproximadamente 3 litros). Hervir una hora. Colar las verduras.

Kneidalaj de oliva (24 bolitas)
Adaptado de “The New Complete International Jewish Cookbook” de Evelyn Rose

Batir
2 huevos
2 cucharadas aceite de oliva
4 cucharadas caldo tibio
Pizca jengibre en polvo
Pizca pimienta molida
½ cta polvo de hornear
Sal a gusto

Agregar batiendo hasta formar una pasta blanda
¼ taza (25 gr) almendras molidas
¾ taza (o menos ) harina de matzá

Llevar a la heladera por lo menos una hora (o de un día para otro).
Formar bolitas chicas (tamaño de una nuez) y hervir en caldo o agua por 40 minutos.
Se pueden congelar: luego de cocidas ponerlas a congelar en una capa sobre una bandeja. Luego de congeladas, guardar en una bolsa. Para descongelar poner las bolitas dentro del caldo caliente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario